31-01-2016 La crónica del Primer Equipo

31-01-2016 La crónica del Primer Equipo
 

C.D. PEÑA AZAGRESA 

3

1

C.D. MURCHANTE

Julio, Champi, Sergio, Manza, Gonzalo, Iñaki, Juan, (Rubio), Hector, Garcia, Pastor, (Nieva), Virin, (Joan).

Guillermo, Jesus, Michel, Mario, Daniel, Luis Enrique, Moreno, (Dani),Gil, Fernando, (David), Angel, Chus, (Miguel).

Arbitro. Ibañez.  Asistentes. Caparros, Arancon.

Amonestaciones. Peña Azagresa: Sergio, Virin, expulsó a Gonzalo mto.  44.

                             Murchante: --

 GOLES:

 1-0 mto.  16  García de penalti.   1-1  mto. 38  Michel  de penalti.  2-1  mto.  60  Pastor.  3-1  mto.  94  Sergio.

CRONICA:

 Gran triunfo de la Peña, en un partido que se le puso muy complicado al quedarse con un efectivo menos, y tener que disputar toda la segunda mitad en inferioridad numérica, tirando de casta y orgullo para sacar esta trabajada victoria adelante.

    El equipo visitante planteó el encuentro en sus primeros minutos, bien plantados en el campo con una marca al hombre en la parcela central, sin dejar espacios para impedir los ataques locales.   Los visitantes amenazaban con llegadas peligrosas  a la meta rival.  La mas clara una falta botada al borde del área obra de Fernando, que Julio mandó el balón a corner con bastantes apuros. 

  Con un partido con escaso futbol, mas bien serio, físico, y con bastante respeto entre ambos equipos trascurrían los minutos. Un penalti cometido sobre Juan dió la oportunidad a  García adelantar a los de casa. Los de Murchante con un juego muy definido buscaban a Michel y Fernando, artífices de la elaboración de las jugadas en ataque, consiguiendo llegar arriba con pocos pases pero sí muy efectivos. Una de estas llegadas fue origen de penalti, que Michel se encargó de transformar.

   Minuto cuarenta y tres, Iñaki dentro del área consigue un disparo fuerte y colocado, respondiendo Guillermo con una magnífica intervención. Acto seguido Gonzalo es expulsado, en un minuto del posible dos a uno, pasar a afrontar la segunda mitad con un efectivo menos.

   Un segundo periodo que dadas las circustancias, los visitantes tenían que aprovechar la superioridad numérica. Con un ligero dominio de campo, pero sin precipitaciones buscaban sorprender con disparos fuera del área. La Peña muy ordenada atrás, se defendía con contundencia, generando  contras muy peligrosas sacando provecho de ellas y de su mayor pegada.  Ofrecimiento y la lucha por el mismo objetivo, ponían tierra por medio con este gol obra de Pastor. 

  Moreno tuvo el gol del empate en sus botas, pero su disparo raso y cruzado salió rozando el poste. Los visitantes con mas efectivos en ataque y una defensa muy adelantada casi jugando en campo contrario, dejaban mucho espacio a sus espaldas. Espacio que los locales aprovechaban, para llegar con claridad, pero las fuerzas se dejaban notar ya que el esfuerzo realizado en esta segunda mitad era muy exigente, tanto Pastor como Sergio fallaron en el remate final en un mano a mano ante el portero. Nieva tambien dispuso de dos ocasiones claras saliendo sus remates desvíados. 

  Michel el mejor jugador visitante, estuvo a punto de conseguir el empate en el minuto noventa y dos, con un disparo pegado al largero que Julio mandó a corner. Minuto noventa y cuatro, Sergio de una impresionante galopada desde su campo, ganando en velocidad a cuantos oponentes salían al  paso,  se plantó solo ante el portero  con un hábil regate y un ángulo bastante reducido lo bate por bajo, ante la explosión de júbilo de la parroquia local, que celebró con pañuelos en la grada este y definitivo gol, ante la resignación de la afición Murchantina, que reconoció el gran gol logrado.

  En definitiva, emocionante encuentro el disputado, con victoria muy trabajada para los locales, que tuvieron que multiplicar su esfuerzo, para suplir la inocente expulsión  de Gonzalo.

   Un partido bastante deportivo, con la desafortunada lesión del visitante Fernando, deseando que no sea nada grave y su pronta recuperación, que fue muy aplaudido deportivamente por el público al abandonar el terreno de juego.       

 

CRONICA JOSE LUIS GURREA