26-02-2017 La crónica de la EFB

26-02-2017 La crónica de la EFB

Fecha

 

 

 

 

 

 

 

 

25-02-2017

 

C.D. Castejón

3

-

2

C.D.P.A. Alevín 060708

(Ilias, Iker)

 

 

Muy igualados son los partidos entre Castejón y Peña Azagresa Alevín, y se volvió a demostrar un día más, en el que en esta ocasión la victoria caía del lado local. El partido fue muy bonito e intenso, sobre todo en comparación con la semana pasada. Hace siete días, con los padres gritándole al árbitro a pie de campo, se vio un partido donde todos acabamos nerviosos, el árbitro influido y los niños sin disfrutar que es de lo que se trata. En cambio ayer con los padres más lejos, el árbitro estuvo de 10 y los niños jugaron muchos más relajados y mucho más agusto. De hecho, fue más limpio perder un partido así que empatar uno como la semana pasada.

 

El partido en sí tuvo un dominador claro que fue la Peña durante toda la primera parte y parte de la segunda. No obstante si en la semana pasada no nos dejaron ganar, en esta no quisimos ganarlo nosotros. Y es que en la primera parte tiraríamos a puerta una decena de veces y no había manera de que entrara. Se cumplió una máxima del fútbol, que es que cuando perdonas goles te los acaban metiendo a ti. Y en la primera ocasión clara que el Castejón tiró a puerta nos hicieron el 1-0. Ilías empataba con un golazo desde muy lejos asi que tocaba empazar a tocar de nuevo. Pero cuando volvíamos a tocar y crear ocasiones, hubo dos jugadas clave. La primera fue una serie de remates que no conseguimos meter dentro con tan mala suerte que el último lo remataba Ángel pequeño y se le iba fuera por poco de manera increible cuando todos gritábamos gol. La segunda un tiro raso del Castejón desde lejos botaba y se le escapaba a Nicolás y nos ponía 2-1. Tremenda mala suerte para un buen partido de este recién descubierto porterazo.

 

En la segunda parte seguimos exáctamente igual, no había manera de marcar gol. Si bien dominamos menos que en la primera seguíamos haciendo ocasiones. Y el gol del empate llegó como resumen de nuestro partido, el balón no quería entrar tampoco en una jugada en la que remataron Ilias, Hugo, Martín y al final el balón llegaba a Iker que solo en medio del área por fin empataba.

 

El partido siguió parecido y acabó como suele pasar en estos casos, en el último minuto para ser más crueles nos metían el último en la única pega que les ponemos hoy, que no defendieron las marcas como había marcado el entrenador.

 

Cosas que pasan, al menos ver estos partidos da gusto, por la competitividad y la nobleza de los niños. Y porque ver un partido en el que ambos equipos disfrutan y ninguno golea es mucho más bonito que algunos partidos sin sentido que hemos vivido.