22-11-2015 La crónica del Regional

22-11-2015 La crónica del Regional
 

 C.D. LARRARTE

2

1

C.D. PEÑA AZAGRESA B

Albiol, Recio, Lalo, Torres, Raúl, Oscar, García (Mugeta), Urko (Romea), Mario (Parra), Alfredo, Labari (Garriz) Cebrián, Sanmiguel, Fresno (Ángel), Fadrique, Cantera, Servera, Koldo (Unai), Ezquerro (Luisfer), Popo, Raúl, Gallardo (Álvaro).

Arbitro: Serrano Galdeano, amonestando a uno por parte local y tres por los visitantes.
 

 GOLES:

0-1 min 19 Raul, 1-1 min 37 Labari, 2-1 min 71 Recio

CRONICA:

Cuando ves que el equipo se deja todo en el campo para intentar sacar los puntos, poco o nada puedes decirles, solo animarlos a que ese carácter lo plasmen día a día en cada entrenamiento y partido para que esto sigua con miras interesantes. Se presentaba una tarde fría, desapacible, un campo embarrado (al que no estamos acostumbrados), un rival veterano y con calidad, campo de los calentitos de la regional y el trencilla de turno poco acorde al nivel del partido que se le venía encima. Podrán parecer escusas baratas para el crítico de turno, pero no es comprensible que para un partido de tanto nivel se designe un colegiado novel con apenas una quincena de encuentros pitados en la categoría (solo dos este año) y más conocido por alguna aparición televisiva que otra cosa. 
 
El equipo llegaba desde Azagra sin uno de sus talismanes "El Colchonero" Pedro Muñoz no nos podía acompañar en el viaje indispuesto. De agradecer es, que hasta cuatro no citados y alguno de los incondicionales de siempre fueran a ver al equipo. Los primeros minutos los amarillos salieron timoratos, les costó entrar en el encuentro, quizá sabedores del rival al que se enfrentaban y de la fama que les precedía de soler hacer goles en los primeros compases del partido. Dos saques de esquinas consecutivos tras una buena parada del portero hacían presagiar una mala tarde para los nuestros. Pero nada más lejos de la realidad, la Peña le fue perdiendo miedo al partido e igualando la contienda. La batalla en el centro del campo se presentaba dura e intensa y el mal estado del terreno de juego en esa parcela hacía que el más mínimo detalle complicase la vida a uno y otro contendiente. 

Los de casa buscaban un futbol directo en busca de su delantero Labari, el cual se fajaba rozando el límite de la legalidad con la defensa amarilla, al retortero suyo quizá el jugador de mayor calidad sobre el campo Alfredo con pasado en equipos de primera fila como Villareal o Numancia, y las internadas por banda de un veterano en mil batallas como Mario Llorente ex del Artajonés entre otros. Mientras tanto la movilidad de Caguin, la insistencia de Rubén y Juanje daban sus buenos frutos por parte amarilla. El centro del campo se empleaba a fondo y buscaba en profundidad la línea de ataque tarra. Un par de acciones que acabaron en córners forzados para evitar males mayores avisaban del peligro. Hasta que en el minuto 19 un buen desplazamiento en profundidad lo aprovechaba Rubén para dejar atrás a su marcador y sentado al portero, al verse en línea de fondo levanto la cabeza y puso un centro buscando el remate de Raúl con la testa al fondo de las mallas, éxtasis amarillo que hacía creer aún más si cabe con más fuerza en el trabajo realizado.
 
Tras el gol, se produjeron unos minutos de tanteo, los locales nerviosos ya que el gol les desconcertaba y los amarillos buscando mantener el partido lo más lejos posible del área propia. Si bien el Larrate dominó territorialmente tras estos minutos y hasta el final de la primera mitad, la Peña se encontraba bien posicionada, con las ideas claras, y saliendo bien con balones diagonales a las espaldas de los defensores que tanto daño les hacía. El Larrate tuvo dos buenas ocasiones de gol, una en segunda acción de un córner en botas de Mario y otra en los pies de García tras un error defensivo en cadena tarra. Los amarillos por su parte también dispusieron de acciones para ampliar la renta, una buena acción acabó en un buen centro a banda que Raúl remato bien pero el portero estuvo acertado para detener. Y un par de internadas, una de Raúl y otra de Popo pudieron tener un mejor final. Pero llego el minuto 37  y Labari en clara posición adelantada recibió el balón para internarse en el área y batir al meta. Pero como los de Azagra nunca se rinden, en los últimos minutos buscaron volver a adelantarse en el marcador. No gozaron de ocasiones claras pero si dispusieron de 3 saques de esquina.
 
Tras el descanso la intensidad y dureza fueron en aumento. Los locales intensificaron el ritmo del encuentro aún más si cabe, e intentaron apretar a una Peña más que solvente defensivamente. Sin embargo para poder estirar líneas se empleaban con mayor dureza cuando el balón era recuperado por los visitantes. Es muy triste ver como una acción sin ya balón de por medio acaba con Ezquerro lesionado, y la jugada se salda en nada... saque de banda a favor del local y jugador tarra a los minutos teniendo que abandonar el campo tras ser atendido y cojeando notoriamente. Los nuestros no se rendirían pero ya no se llegaba a marco contrario como en la primera mitad, y se impedían esas ocasiones claras de la primera. La verdad es que se emplearon a fondo y sudaron la gota gorda y sobre todo es digno de alabar que no entraron en desesperaciones cuando se vio que en lo que en un lado era no hay nada, en el otro falta. En una acción a balón parado en el 71 conseguía el equipo de casa ponerse por delante en el marcador.
 
Pero aquí es cuando aún hay que alabar más la actitud del equipo, es complicado competir en estas circunstancias, y ya tensionados con todo lo ocurrido. Los cambios aportaban, Álvaro salía con ganas de demostrar y Ángel aportaba con su juego aéreo y su saque de banda. Ya con más corazón y sentimiento que cabeza el equipo buscaba aproximarse al marco rival e intentar igualar la contienda. Se colgaron varios balones al área que no fructificaron y las segundas acciones algún tiro como el de Koldo salía por encima del larguero. Ya en los últimos minutos el equipo dispuso de un par de saques de esquina consecutivos, uno de ellos quitando el aliento a la parroquia local, cuando el balón se quedaba enzarzado entre piernas e intentos de remates y despejes en el área chica, pero por desgracia el marcador no se movió. 
 
Solo queda pensar en el próximo partido, en buscar encontrar una buena dinámica también en casa. Con la actitud mostrada en el día de hoy se puede llegar muy lejos. 

 

CRONICA PEÑA AZAGRESA