19-01-2014 La crónica del preferente

19-01-2014 La crónica del preferente
 
 

 

C.D. RIVER EGA


 

1 1

 

 

 C.D. PEÑA AZAGRESA

Pese, Melvin, Pablo, Muru, Iñigo (Pelutxo), Txutxo, Oscar Suescun, Denis (Mikel I.), Jon, Javi L. (Aritz), Ibai.

Julio, Yeyu, Rubén, Gregorio (Castillo), Manzanares, Juan Luis, Sergio, Pablo, Dani, Juan (Chapas), Miguel (Héctor)

ARBITRO:  Sr Juan Esteban Ibañez Labari

Amonestó a Javi L. e Iñigo por el River; y a Juan, Manzanares, Pablo, Juan Virto y Julio por la Peña; y expulso a Sergio, de los visitantes.

GOLES: 0-1, minuto 10: Juan Virto. 1-1, minuto 45: Denis.
INCIDENCIAS: 

CRONICA:

 

Empezaba la Peña seria y bien asentada en el campo con Juan V y Sergio llevando bastante peligro. A los 10 minutos, un golazo olímpico de Juan ponía el 0-1 en el marcador. Vaya toque!

Casi seguido, a los pocos minutos, la primera jugada polémica del partido. Juan que vuelve a sacar de córner, vuelve a intentar el gol olímpico, y... el árbitro no dio gol. Lo pudimos grabar en vídeo, y lo podéis ver al final de la noticia.

Poco a poco el River fue haciéndose dueño del partido, y nosotros echándonos atrás, así que tocaba apretar los dientes porque la cosa se complicaba.

Fruto de esa presión, empataba el River en el 45' en un fuera de juego clarísimo reconocido por todo el mundo menos por el árbitro. 1-1 y al descanso.

En la segunda parte, el dominio local se hizo más evidente y empezamos a sufrir con un River que llegaba contínuamente y con muy pocas ocasiones por nuestra parte. Con unos jugadores cansados y poca variación táctica la cosa fue muy cuesta arriba.

En el minuto 65 llegaba un penalti bastante claro que por suerte el River fallaba. Un viejo conocido, Aritz, la enviaba demasiado alto.

Y al poco tiempo, en el 75, otra jugada polémica, el árbitro le saca la segunda amarilla a Sergio de una forma demasiado rigurosa. Todo por salir por el lado del campo que no quería el árbitro cuando fueron a cambiarlo. Con uno menos y el River apretando, mal pintaba.

Alguna ocasión ligera para los nuestros para acabar con el partido y venirse con un punto para casa, que visto lo visto no es mal botín.