18-10-2015 La crónica del Primer Equipo

18-10-2015 La crónica del Primer Equipo
 

 C.D. PEÑA AZAGRESA

3

2

C.D. BUÑUEL

Julio, Champi,Manza(Grego),Gonzalo, Rubio, Sola, Juan Luis, Juan,(Virin), Nieva,(Angel), Hernandez, Pastor. Miguel, Sergio, Francisco, (Raul), Jaime, (Carlos),Gracia, Cerdan,(Javier),Garcia,(Aitor),Aner, Jorge, Michel, Armando.

Arbitro. Mikel Rodriguez.   Asistentes.  Ordoñez, Hamed.

Amonestaciones. Peña Azagresa: Hernandez, Sola.

                             Buñuel: Gracia, Aner, Armando, Jorge.

 GOLES:

1-0  mto. 47  Pastor.  

2-0  mto.  53  Nieva.  

3-0 mto.   70  Hernandez.  

3-1  mto.  74  Javier.   

3-2  mto.  84  Javier.

 

CRONICA:

 Victoria ajustada de los locales, que de ir con un claro  tres a cero en el marcador, pasó a sufrir en los últimos minutos del encuentro, ante un rival muy combativo, que creó numerosas ocasiones de gol, volcándose sobre el área de los locales en los minutos finales, a punto de conseguir el empate.

   Arranque intenso con mucho ritmo y dos juegos diferentes en ambos conjuntos. La Peña llevando la iniciativa llegando hasta los tres cuartos de campo con cierta facilidad, chocando con una defensa muy agrupada que no dejaba espacios, obligando a los locales a buscar alternativas con diagonales por banda, creando de esta forma dos ocasiones claras de gol en las botas de Pastor, que no estuvo acertado en su definición, parando el portero su primer remate, y el posterior se topó con el larguero.

   Los de Buñuel esperaban atrás, esperando la oportunidad de atacar con contras rápidas y muy peligrosas, que Julio se tuvo que emplear a fondo en dos ocasiones para no ver su meta perforada. Llegando al descanso con una primera mitad entretenida y competida, con mayor posesión de los locales, pero con mayor número de llegadas por el cuadro visitante.

    Según lo visto en la primera mitad, nadie pensaba el cambio tan radicál que sucedería en este segundo periodo. Solo dos minutos pasaron de esta parte, para que los locales consiguieran inagurar el marcador, obra de Pastor, que con templanza paró el balón, miró la colocación del portero, disparando a media altura al primer palo.El partido entró en una fase de ida y vuelta, las ocasiones se producían en las dos áreas.

   Los visitantes tuvieron la ocasion de empatar, con disparo potente dentro del área local pegando el balón en la pierna del defensor. Segunda oportunidad de los de Buñuel, Michel solo ante Julio remata a placer respondiendo el meta con un magistral paradón. Del posible empate vino el segundo de los amarillos, Pastor recibe un centro que controla el balón con un hábil gesto, centra al segundo palo apareciendo Nieva que se lanza al suelo para conseguir el gol, poniendo tierra de por medio para el conjunto local. Una jugada calcada a esta con los mismos protagonistas, esta vez de idéntica forma, Nieva lanza el balón por encima del larguero. 

  El tercero vino otra jugada similar, incursión de Rubio por banda izquierda, centra al punto de penalti y Hernandez bate a Miguel, ofreciendo los locales sus mejores y dulces minutos del encuentro.

   La  pregunta del millón en el fútbol, exceso de confianza, condición física, por parte local, pueden ser las dos cosas, pero lo que fue claro, la entrada al campo del  jugador visitante Javier, que revolucionó el encuentro en todos los aspectos, jugador marrullero pero de gran calidad. Sullos fueron los goles visitantes de auténtica belleza. El partido se volvió loco y bronco en esto últimos minutos del partido, ante el intento desesperado de los visitantes en busca del empate, los locales se emplearon a fondo para mantener la ventaja en el luminoso, consiguiendo que los tres puntos se quedaran en casa.

  Tres puntos muy trabajados obtenidos en este loco partido, que si es vedad, los lesionados se notaron en el bando local, que hay mas frescura en ataque, pero que una vez mas se dan demasiadas facilidades al contrario, cuya parcela central a veces parece una laguna, dando oportunidad  la inización de las contras al rival.

  Los de Buñuel que con los tres goles recibidos, parecía bajar la guardia por momentos sabiéndose reponerse ante esta adversidad, tirando de actitud poniendo en serio peligro a los locales y que no supieron materializar las ocasiones que dispusieron.         

 

CRONICA JOSE LUIS GURREA