13-03-2016 La crónica del Regional

13-03-2016 La crónica del Regional
 

C.D. RIBAFORADA

1

1

C.D. PEÑA AZAGRESA B

Xabier; Sandro, Alex, Míchel, Andoni (Carlos); Fran(Josue), Achraf; Manu, Rafa, Carreras,Iker (Olea).

 
Cebrian, Fresno, Regaira (Angel), Fadrique, Gran, Servera, Ezquerro, David (Andoni), Luisfer, Popo, Eneko (Vilchez)
 

Salvador Silanes, Amonestando con 2 tarjetas a cada equipo, la nota que el partido se retraso 20 minutos ya que el colegiado por algún problema en el viaje llego tarde.

 GOLES:

0-1 min 17 Luisfer, 1-1 min 80 Josue.

CRONICA:

El partido se presentaba altamente complicado para el equipo, el no saber controlar ciertas facetas que deben ir asumiendo hizo que los últimos minutos ante Fontellas fueran el inicio de partido en Ribaforada, pues 2 jugadores vieron innecesariamente la 5 amonestación y uno la roja. Si a esto le unimos que el paso del tiempo también va pasando factura con alguna lesión, el equipo acusaba siete bajas para afrontar el encuentro.

 

Cierto es que las mermas eran importantes, pero más cierto es que contra mas van pasando los partidos más cosas en positivo se puede sacar del equipo. En vez de llorar las ausencias, una vez más como ya ha pasado en otros encuentros se respaldan las presencias, se doblan esfuerzos y se da una imagen de solidaridad y trabajo grupal que poquitos equipos pueden dar de si. El partido fue altamente complicado, marcado por un césped duro e irregular y sobre todo por un viento que le ganó la partida al fútbol.

 

La peñita la primera parte salió muy enchufada consciente de lo que se jugaba en el envite, sólidos, trabajadores, y muy móviles ofensivamente. Sin crear excesivas ocasiones claras, las llegadas fueron una constante, y las incorporaciones de segunda línea hicieron muchísimo daño a la defensa rival. En una buena internada por la banda de Ezquerro, centra al área y el balón tocado por Popo llega al segundo palo a Luisfer haciendo justicia este en el marcador. La pena de esta primera mitad, que no se llegase con una renta mayor al descanso porque llegadas hubo y oportunidades tanto a la espalda de la defensa, como en faltas y corners también.

 

Tras la reanudación el equipo era consciente de que con el viento en contra y un equipo sin nada que perder, el sufrimiento podría ser latente. Pero lo sorprendente de todo esto es que el equipo como se les pidió (y era muy difícil) mantuvo al rival en posiciones alejadas del área, e incluso gozó de acercamientos más que importantes al marco rival. El tiempo jugaba en contra, el desgaste era notable, pero pese a ello el equipo trabajó bien. Cuando el partido ya agonizaba, en la jugada más tonta, en algo que se les repite constantemente llegó el gol, un balón en largo, una mala hablada, un desentendimiento, y el delantero aprovecha el desconcierto para meter la punterita y hacer la igualada. Pese a esto el equipo no dudó y siguió trabajando bien, Popo tubo un par de internadas buenas por banda, y se dispuso de un par de pelotas paradas, pero el resultado ya no se movió.

 

Todo está muy vivo, aún queda mucho que trabajar, mucho que animarse, mucha unidad. Queda lo más bonito, y para poder lograrlo necesitamos del trabajo y la unión de todos. Animo, Fuerza y Trabajo, a hacer bueno el punto conseguido ganando al Marcilla en casa.