08-11-2015 La crónica del Regional

08-11-2015 La crónica del Regional
 

 C.D. PEÑA AZAGRESA B

3

3

C.D. RIBAFORADA

Dani,Ezquerro, Angel, (Fresno),Fadrique,Luiscan, Servera, Popo, Koldo, Raul, Luisfer,(Eneko), Gallardo. Armando, Zardoya, Corella, Eneriz, Rodriguez l, Portoles, (Ruiz), Perez l, Mayor, Sainz,( Martinez), Rodriguez ll ), Perez ll ( Marques).

Arbitro. Pablo Zufía.

Amonestaciones.Peña Azagresa: Ezquerro, Fadrique, Servera, Koldo, Eneko.

                            Ribaforada: Portoles, Sainz, expulsó a Perez l mto.  53.

 

 GOLES:

Goles. 1-0 mto. 2  Popo.  1-1 mto. 44 Fadrique p.p.  1-2 mto. 45  Zardoya.  1-3  mto. 46  Perez l.  2-3 mto. 48  Servera.  3-3 mto.  53  Popo. 

 

CRONICA:

Visto lo visto, lo mas lógico es decir que la Peña no pudo, ni supo poner los puntos básicos suficientes para alzarse con la victoria, sobre todo cuando el rival se quedo con un jugador menos. Un rival peleón que no le perdió la cara en ningún momento al choque.

     Pronto se le pusieron muy bien las cosas a lo locales, ya que para el minuto dos ya mandaban en el marcador. Los primeros quince minutos del encuentro fueron de claro dominio local, con ocasiones claras de gol, como la de Raul cuyo disparo pegó en el lateral de la red. Este mismo jugador fue objeto de un claro penalti, que el arbitro no consideró oportuno sancionarlo, pero el agarrón fue claro cuando ya se disponía a encarar al portero.

    El partido entró en una dinámica de toma y daca, alternando el juego y llegadas a las dos áreas con bastante peligro, disponiendo los de casa de las mas claras, en sendos remates de cabeza, que fueron despejados por los defensores en la misma línea de gol.

    Los cinco últimos minutos de este primer periodo, los visitantes llegaban con mas claridad a la meta local. Un disparo desde fuera del área pegó en la pierna de un defensor, desviando el balón hacia su propia portería, consiguiendo empatar el partido. Sin tiempo de reacción, los locales encajaron el segundo, llegando al descanso con ventaja visitante, y con el tópico ¡¡¡ el que perdona lo acaba pagando ¡¡¡.

    Los locales no acabaron de digerir estos dos mazazos en tan solo dos minutos, y en el primer minuto de esta segunda mitad los visitantes marcaron el tercero, lo que hacía encarrilar el encuentro a favor del Ribaforada. Dos minutos pasaron de esta acción visitante, cuando la Peña marcaba el segundo acortando distancias en el luminoso, lo que hizo a los amarillos meterse de nuevo en el partido. Los locales se vinieron arriba buscando con ahínco el tercero que no tardaría demasiado tiempo en llegar, consiguiendo así la igualada en el marcador.

   Ante la euforia local de haber conseguido igualar la contienda en tan solo cinco minutos, mejor se le pusieron las expectativas, con la expulsión del jugador visitante, en el minuto cincuenta y tres, que se dejó notar en las líneas del cuadro visitante.

    La Peña con superioridad numérica, seguía enfrascada en atacar por el centro de esa zona, lo cual  beneficiaba al rival,  que con el equipo muy junto se defendía con orden cerrando espacios, dando pocas facilidades al contrario. Quizás los locales deberían buscar otras alternativas de abrir mas el campo, para dejar mas espacios por el interior en busca del desmarque de Raul y este poder encarar en uno contra uno, jugador que apunta buenas maneras.

   Los visitantes se defendían con uñas y dientes, no bajaban la guardia permitiéndose escasas contras en la que estuvieron a punto de conseguir el cuarto tanto, en un disparo lejano con toda intención topándose  el balón en el larguero. Un equipo que con el paso del tiempo acusaba el esfuerzo empleado y que solo contaba con tres posibles sustituciones y una de ellas el portero suplente que tuvo que saltar al campo sustituyendo a un compañero lesionado.

   El sistema empleado por la Peña de jugar con tres en defensa, poniendo mas efectivos en ataque, quizás llegó demasiado tarde, que por otra parte viendo la situación física del contrario, pudo hacer algún cambio mas para refrescar el equipo, ya que algún jugador local se sentía bastante fatigado, y poco o nada podía aportar a sus compañeros estando al límite de sus fuerzas.

   Los amarillos seguían en su empeño en busca del gol que les daría la victoria, mas con corazón que cabeza, seguían generando ocasiones, disponiendo la mas clara Luisfer en un remate de cabeza, saliendo alto el balón por encima del larguero, ya en el tiempo añadido.

 

CRONICA JOSE LUIS GURREA