06-10-2013 La crónica del preferente

06-10-2013 La crónica del preferente

La crónica de www.navarrafutbolclic.com (David Arzoz)

 

IDOYA:  Angel, Sola, Xabi (Perico, min. 73), Zudaire, Ander, Zabala, Leo (David Etxauri, min. 56), Gabo (Aitor, min. 8), Txetxu, Eneko y Buchi (Jaime, min.  68)

PEÑA AZAGRESA: Luisi, Yeyu, Rubio, Gregorio, Jorge, Juan Luis (Héctor, min. 50), Txapas (Astor, min. 56), Pablo, Dani García, Miguel, Catena (Murugarren, min. 56).

ÁRBITRO: Chueca, auxiliado por Lasheras y Urzaiz. Amarillas por parte del Idoya para Sola, Xabi, Zudaire, Zabala, Eneko; y por parte de la Peña Azagresa, a Rubio, Jorge, Yeyo, Héctor y Pablo.

GOLES: 0-1, minuto 8: Jorge. 1-1, minuto 26: Eneko. 2-1, minuto 52: Eneko.

INCIDENCIAS: Iturtxipia. 259 personas. Campo en buen estado. Tarde primaveral.

 

Victoria del Idoya en un partido que no pasará a los anales de la historia por su belleza, en el que los locales se impusieron por su mayor pegada, ante una Peña que empezó fuerte, se relajó y acabó achuchando la meta de Angel.

Primera parte con dominio forastero que se tradujo en el marcador con un gol de Jorge, al aprovechar un libre directo en el interior del área, muy discutido por la zaga local. El partido entró en un tramo de indeterminación hasta que el Idoya fue haciéndose poco a poco con el control. En el minuto 26, tras un buen pase de Mikel, Eneko empataba la contienda fusilando a Luismi. Siguió presionando el cuadro rojillo, aunque sin crear ocasiones claras de peligro, hasta que en el minuto 45, Eneko se plantaba solo delante de Luismi y era agarrado por Jorge fuera del área. El árbitro sancionó al defensa con tarjeta amarilla, parando la jugada cuando el respetable esperaba otro color.

Miguel trata de rematar un balón rodeado de defensores del Idoya.

Tras el paso por el vestuario, se adelantaban los locales por mediación nuevamente de Eneko, que remataba un centro de Buchi, en el que Luismi no calculaba bien la salida. Se adormeció nuevamente el partido con alguna opcasión esporádica local, y la Peña, sin hacer grandes cosas, fue creyéndoselo, dando un paso adelante y poniendo en varias ocasiones en aprietos a Ángel, sobre todo en un remate franco de Pablo, que se ayudaba del brazo para colar el balón en la red local, gol, evidentemente bien anulado. Lo siguió intentando el equipo visitante, sobre todo a balón parado con los largos saques de banda de Jorge, pero el marcador no se movería para respiro de la parroquia rojilla.

En resumen, mal partido en lo que lo mejor para el Idoya fueron los puntos cuando quizás el empate hubiera sido lo mas justo.