Entrevista a Xabi Ganboa en Diario de Noticias

23.02.2011 11:00

Parece que últimamenten la Peña Azagresa tiene mucho eco informativo en la prensa local. Os colgamos a continuación la entrevista que ayer aparecía en Diario de Noticias realizada al entrenador, Xabi Ganboa, tras su primera victoria conseguida:

 

Xabi Ganboa la peña azagresa

"Esto es fútbol y todavía pueden ocurrir muchas cosas"

 

Xabi Ganboa sigue el juego de la Peña Azagresa desde el área técnica.

Xabi Ganboa sigue el juego de la Peña Azagresa desde el área técnica. (MIGUEL ÁNGEL GALILEA)

La Peña Azagresa no se acordaba de lo que era ganar. Desde el 8 de octubre, había cumplido una vuelta sin lograr una victoria. El sábado, 18 partidos después, el colista volvió a vencer precisamente ante Oberena, el último equipo al que había superado. Es el primer paso

pamplona. La falta de resultados positivos llevó a la Peña a relevar a Juan Carlos Vicente en el banquillo. Xabi Ganboa llegó con la ilusión de volver a hacer competitiva a la Peña Azagresa. El sábado pudo ver ganar a su equipo después de seis jornadas.

Por fin un triunfo.

Sí, nos hemos quitado un peso de encima. Habían pasado muchas jornadas sin ganar y cada vez cuesta más mantener la cabeza en su sitio. Al final todo el mundo estaba contento por la victoria, aunque tampoco estamos para celebraciones.

En la situación en la que está el equipo, son más que tres puntos...

Sí, supone seguir en la pelea. Te ayuda a continuar con el objetivo y demostrar que la Peña no ha tirado la toalla. Esto es fútbol y todavía pueden ocurrir muchas cosas.

¿Cree que es posible salvarse?

No es imposible.

¿Y los jugadores?

Todo el mundo tiene su orgullo y los jugadores van a seguir peleando hasta que quede algún punto por disputar. Independientemente de la salvación, que está complicada, tenemos otros objetivos más alcanzables, como demostrar que la Peña es un equipo de Tercera. Hasta ahora se han hecho cosas mal, pero desde que llegué, el ánimo de los jugadores y el club era luchar hasta el final.

¿Cómo se encontró al equipo?

En el momento más bajo. Durante dos tercios de la primera vuelta había hecho las cosas bien, pero la falta de resultados le había dejado psicológicamente tocado y parecía que se conformaba. Una cara nueva en el vestuario hizo ver a los jugadores que el club no se conformaba. Ellos querían intentarlo.

¿El primer paso era reforzar psicológicamente al equipo?

El primer paso era intentar que el equipo jugara bien. Reforzar la cabeza diciendo que se puede no sirve para nada si el jugador no ve que el equipo funciona bien. El objetivo de la primera semana fue preocuparnos de jugar bien, porque el equipo daba sensación de debilidad en defensa, aunque arriba hasta lo hacía bonito. Ahora, defensivamente estamos más sólidos, pero arriba tenemos más problemas.

¿Está el equipo todavía en fase de transformación?

Sí, porque no es normal que un equipo cambie de la noche a la mañana. Si el equipo hubiera estado mal dirigido anteriormente, se podía dar el caso, pero no es así.

Y llegó la victoria en el partido con menos ocasiones...

Cuando entré al descanso y vi que los jugadores se estaban animando diciendo que la primera parte había estado bien, me disgusté. Se estaban conformando con dar una imagen. En situaciones así, la cabeza te lleva a evadir los problemas. Pero el equipo se estaba dejando de lado que podía competir. Había que ser ambiciosos. Y la reacción del segundo tiempo fue muy buena.

¿Qué es lo mejor del equipo?

Que tiene fútbol, facilidad para crear fútbol. Lo peor es que estamos muy justos de plantilla y no hemos podido sacar todo lo que tiene el equipo.

Y ahora, ¿cómo ve el futuro?

Sólo nos preocupa el próximo partido. No podemos hacer cuentas.

Esta semana se habla mucho de la importancia de ganar el primer partido con nuevo técnico, pero en la Peña el resultado llegó después.

Si yo supiera cómo ganar sin jugar bien, me pondría a ello, pero como sólo sé ganar si se juega bien, mi primer objetivo cuando llegué al equipo era que la Peña jugara bien.

¿Le ayudó estar al tanto de la categoría por su trabajo?

Conozco la Tercera más que a mi propia familia. En ese sentido no me pilló de nuevas. Además, en la plantilla había jugadores a los que había tenido en otros equipos, algunos incluso en alevines... De todos modos, no es lo mismo estar enchufado como entrenador.

¿Y cómo cambia el hecho de ver un partido ya como entrenador?

Se disfruta mucho más del fútbol cuando no eres entrenador. La actitud delante de un campo es ver lo bonito, no tanto fijarte en los movimientos del contrario... Este año no tenía intención de entrenar, pero la Peña mostró interés en que trabajara con ellos y no me arepiento.